Sunday, May 29, 2005

Guión Cortometraje: LA ÚLTIMA EXPLOSION DEL CORAZON

Guión Cortometraje

Autor: Emilio Alberto Restrepo Baena
GANADOR DEL CONCURSO DE GUIONES:HISTORIAS CORTAS IDEAS LARGAS U de A
Este Guión está basado en un cuento del mismo nombre que aparece en mi novela EL PABELLON DE LA MANDRAGORA, ganador de la III convocatoria de Becas de creación del Municipio de Medellín, 2 edición


LA ÚLTIMA EXPLOSION DEL CORAZON

SEC 1. INT. NOCHE. SALA DE PEDRO.
1 Pedro está sentado frente al televisor. Fuma con lentitud un cigarrillo y deposita la ceniza en un cenicero que está en una mesa de noche ubicada a su derecha. Tiene los pies montados sobre un banquito. Está en medias,sin zapatos. Tiene un vaso de licor del cual bebe un trago corto.. Pedro mira el televisor. Hay una ventana abierta. Se oye la voz de un presentador de noticiero(Voz en off.)
PRESENTADOR DE NOTICIERO(VOZ EN OFF)
“El contralor dice que esta vez sí habrá total transparencia en la auditoria de los contratos adjudicados por la mesa directiva del senado”
2 El televisor. Presentador de noticiero con traje formal
PRESENTADOR DE NOTICIERO
“Extra Urgente. Acaba de estallar una bomba en el parque Lleras del Poblado. Los primeros reportes hablan de varios muertos, múltiples heridos y graves daños en los locales. Les tenemos imágenes exclusivas desde el sitio del atentado.
3 Pedro baja los pies del banquito y queda sentado. Aspira el cigarrillo. Mira fijamente el televisor. Adelanta la cabeza para ver y oír con mas cuidado.
4 En el televisor, el video de la explosión; Gente gritando y corriendo. Se oyen sirenas. Policías y bomberos moviéndose de una lado para otro. La pareja de Camila y un hombre joven , alto y apuesto, abrazados, Ella está llorando recostada su cabeza en el hombro de él. Ella está vestida con una camiseta verde que le da realce a los senos y una minifalda que deja ver sus piernas.
5 Pedro se pone de pies. Aspira el cigarrillo, echa una bocanada de humo.

PEDRO:
“Mierda. No puede ser”.
6 Pedro apaga bruscamente el cigarrillo en el cenicero
7 Cara de Pedro: Abre desmesuradamente los ojos y se lleva la mano derecha a la cabeza. Los ojos muy abiertos.
SEC 2.SALA DE PEDRO. NOCHE. PEDRO Y CAMILA(FLASH BACK)
8 En la habitación Pedro y Camila. Ella sentada se maquilla. Él está de pies, tiene un vaso de licor en la mano y un cigarrillo. Ella tiene puestos un vestido largo y una chaqueta..
CAMILA
Entonces, ¿ no me vas a acompañar a la casa de Claudia para saludarla?; mira que lleva dos años de no venir a Colombia por estar estudiando en España y me encantaría saludarla. Es mal detalle que tu no te hagas presente.
PEDRO
: Ya sabes que nunca nos hemos querido mucho. No me le aguanto ese tono irónico y arrogante como me trata. Tranquila amor. Puedes ir tu sola que yo me quedo aquí viendo televisión. Además, estoy muy cansado.
CAMILA
: Si mi amor, tienes razón. Yo voy y le llevo tus saludos.
Ella se levanta del asiento. Ambos caminan hacia la puerta.. Se despiden con un beso y la puerta se cierra.
9 Aquí se da paso a otra imagen borrosa que lleva a otra escena a manera de Flash –back. Ella esta entrando a la casa y él está sentado leyendo en la sala. Tienen vestidos distintos a los de la toma anterior. Ella tiene unos libros en la mano. Hay un dialogo:

PEDRO
: Hola amor. ¿Por qué estas llegando tan tarde últimamente?



CAMILA
:Me he quedado con unos compañeros de la universidad estudiando pues tenemos una tanda de exámenes, (ella se agacha para darle un beso de saludo)

PEDRO
Mira que soy poco detallista. No había notado que tienes un nuevo peinado. No sabía que también estabas estrenando blusa.
(Pedro se para del asiento y se dirige hacia ella)
PEDRO
Te quedan muy bien, (Pedro la aferra por la cintura para acercarla a su cuerpo)
CAMILA
Tu sabes amor que una no se puede descuidar. Hay que estar bonita para que me sigas queriendo.(se abrazan)
10 Nuevamente un primer plano de la cara de Pedro que mira al infinito mientras echa una bocanada de humo. Una imagen que se diluye, un nuevo Flash –back.
11 Pedro en el baño frente al espejo afeitándose;.se moja la cara y se seca con una toalla; Dice en voz baja ,como para sí
PEDRO
“¿En donde estará la loción?”
Al terminar de secarse la cara , abre el tocador para buscar la loción; busca, remueve y descubre una caja de pastas anticonceptivas. Las toma con la mano y las mira
12 Un paquete de pastillas anticonceptivas en la mano de Pedro. Se nota empezado, casi a la mitad.
13 Pedro sale del baño con las pastillas en la mano
14 Pedro entra a la habitación. Se acerca a Camila que está maquillándose sentada frente al espejo del tocador y le pregunta mientras levanta la mano:
PEDRO
¿Y tu para que estas tomando estas pastillas de planificar si yo ya me hice la vasectomía?
CAMILA
Bobo, es que esa droga no sirve solo para planificar. Me las mandó el médico de la universidad para arreglarme la menstruación pues tengo el periodo muy irregular.(contesta sin mirarlo mientras se acicala en el espejo)

PEDRO
No, realmente no lo sabía. (se le acerca sonriente por detrás. trata de abrazarla y de acariciarle los senos pero ella se para de inmediato)
CAMILA
No, amor, por favor. Tengo mucho dolor de cabeza y no estoy de ánimo para esa cosas.
PEDRO
“Está bien. Esta semana no podías por que tenias mucho estudio y la anterior por que tenias cólico”.
(la cara de Pedro ya no esta sonriente)
CAMILA
Por favor entiéndeme. No me pasa nada, pero hoy no estoy de humor.
(SUENA EL TELEFONO CON TRES TIMBRES).
15 Pedro avanza por la habitación hacia el teléfono que está en la mesa de noche junto a la cama. Lo levanta con su mano derecha.
PEDRO
Aló, Aló...!Maldición!. Siempre que yo contesto me cuelgan. No sé quien esta tan sin oficio que marca para no hablar. ¡Vaya a saber quien es el desocupado!. (Pedro cuelga el telefono)
CAMILA
A mí también me pasa lo mismo. Tenemos mudo propio.
Sec 3. Int. Noche. Pedro y Camila
16 La imagen vuelve al primer plano de la cara de Pedro.
17 Pedro de cuerpo entero sentado en la silla.
18 Pedro se levanta de la silla y va hacia la ventana. Le da una patada a la pared.
19 A través de la ventana. Un carro llega y se estaciona al frente de la casa. Del lado del conductor se baja Camila .Tiene puestos el vestido largo y la chaqueta. Se para frente a la puerta, la abre y entra a la casa con unas gafas oscuras.
20 Se abre la puerta y entra Camila Deja el bolso en la mesa. Pedro está sentado en la silla. El televisor esta prendido pero no se oye sonido.

PEDRO
Hola amor. ¿Cómo te fue?
CAMILA
Muy bien. Claudia llegó sin problemas. Hablamos mucho, nos reímos mucho, lloramos juntas por el novio que dejó en Madrid, y nos tomamos varios rones.
PEDRO
¿Y qué más?
CAMILA
¡Y que más de qué!. No me empieces a preguntar cosas que solo te interesan por chisme. Tu nunca la has querido a ella. Además, no me provoca ni conversar. Estoy muy cansada y me quiero acostar.
(ella se dirige al baño). (SE OYE EL SONIDO DE UN TELÉFONO CELULAR).(ella lo saca del bolsillo derecho de la chaqueta y con él en la mano entra por la puerta al baño, cerrándola detrás de sí.)
20 Pedro se para de la silla, haciendo ademán de ir para el baño
21 Pedro queda solo en el cuarto, de frente, de cuerpo entero.
22 Cara de Pedro quien se muerde los labios y cierra los ojos.
23 Se abre la puerta del baño. Sale Camila mirando hacia el piso;:
PEDRO
¿Quién te llamó a esta hora?
CAMILA
Nadie. Era una equivocación.
24 Cara de Pedro; hace énfasis en sus ojos que parpadean en forma repetida.


Sec 4. Int. Pedro y Camila
25 Pedro y Camila en la cama, acostados, de perfil haciendo énfasis en sus rostros. La luz es moderada, pero se identifican sus facciones
26 Primer plano del reloj de la pared mientras el segundero avanza. Marca las doce y veinte minutos. (COMO SONIDO DE FONDO, UN TIC-TAC.)
27 El reloj marca las tres y cuarto. (SONIDO DE FONDO EL TIC TAC MEZCLADO CON EL SONIDO DEL PALPITAR DE UN CORAZÓN).
28 Un primer plano muestra que ambos tienen lágrimas en los ojos. Primero lo enfoca a él que está a la izquierda de la cama. Luego a ella. Hay un diálogo:
PEDRO
¿Que te pasa?. ¿No puedes dormir?
CAMILA
Estoy desvelada. Me tomé un poco más de tragos de la cuenta y tengo nauseas
PEDRO.
Pues trata de descansar. Ya sabes que tenemos que madrugar mucho para ir al aeropuerto de Rionegro para recoger a mi hermano.
CAMILA
Sí. Trataré.

.Sec 5. Ext. Madrugada. Pedro y Camila
29 Se abre la puerta de la casa; aún está en penumbras; Sale primero Camila y detrás Pedro. Ambos tienen chaquetas. Pedro cierra la puerta de la casa y se dirige al auto. Abre la puerta del conductor y entra al carro. Camila abre la puerta derecha y se monta al vehículo.
30 El carro arranca a través de una calle desierta. Aún está oscuro; Voltea por la esquina a la izquierda. La calle queda vacía
31 Se muestra una panorámica de la ciudad aún en tinieblas, desde la carretera que conduce al alto de las Palmas. Se ven titilando las luces de Medellín
32 Pedro maneja el carro y Camila mira distraídamente hacia al horizonte por la ventana. Pedro la mira de reojo pero ella no lo ve.
33 Un primer plano de la cara de Pedro. Una lágrima corre por sus pómulos Se muerde el labio. (UNA MÚSICA DE PERCUSIÓN Y EL SONIDO DE UNOS LATIDOS DE CORAZÓN SUENAN EN EL FONDO DE ESTA IMAGEN. )
34 Pedro le coge la mano izquierda de Camila con la mano derecha de él. Ella se sacude como si se hubiera asustado y lo mira a los ojos
35 Con su mano izquierda Pedro dirige el auto hacia la orilla mientras acelera frenéticamente hacia el abismo.
36 (SE OYE UN SONIDO DE ACELERACIÓN DEL CARRO). El carro se dirige al margen derecho de la carretera hacia la valla de contención
37 La cámara muestra un efecto de velocidad a través del vidrio frontal. Hay imágenes de sacudidas, de giros, de movimiento visual anárquico, casi frenético.
38 Un carro rueda por un abismo.
39 Aquí aparece un collage de imágenes de video que muestra una explosión, pánico colectivo, gente corriendo, la imagen de Camila y el amante en el video del noticiero, Ambos sentados tomando vino y brindando en un restaurante, una foto rápida haciendo el amor, otra foto rápida de la cara de Pedro, Una imagen de Pedro abrazándose con Camila .
40 Un carro rueda por un abismo
41 Una escena final muestra la ciudad y sus luces vistas desde la carretera de las Palmas.
42 Amanecer. Un acercamiento a un carro chocado con los dos cuerpos sin vida adentro.
43 Hay un primer plano de las manos de ambos entrelazadas, junto a la palanca de cambios. (SE OYE EL SONIDO DE UN TELÉFONO CELULAR TIMBRANDO). La imagen se va oscureciendo. Aparecen los créditos.



. Aquí el texto completo:




LA  ULTIMA  EXPLOSION DEL CORAZON

La última bomba que colocaron  los terroristas en Medellín dejó un saldo oficial de ocho muertos que perecieron como consecuencia directa del estallido. Pero hay otras víctimas que no figuran en los registros policiales.
El día del atentado, los noticieros de televisión mostraron imágenes del rescate y testimonios de los sobrevivientes. Esa noche Pedro T. reconoció en uno de los videos la imagen aterrorizada de su esposa Carolina, quien inconsolable sollozaba al lado de Alejandro, un viejo amor de juventud. El impacto los sorprendió en uno de los locales del parque Lleras, donde tranquilamente departían. Lo extraño era que supuestamente Carolina esa noche estaba en la casa de una prima que recién llegaba de España  y con la cual Pedro no congeniaba, por lo cual no quiso acompañarla. Le llamó la atención verla con minifalda y con la camiseta verde que le parecía tan sensual, cuando de la casa salió con vestido largo y chaqueta. Su comportamiento le venía pareciendo algo raro, nada fuera de lo común, pero con sutiles cambios que frente al televisor empezó a comprender: Peinados nuevos, renovación del maquillaje, llegadas un poco más tarde por quedarse estudiando en la universidad, jaquecas frecuentes que llamativamente se exacerbaban cuando él la solicitaba en la intimidad; recordó cuando se dio cuenta  que ella venía tomando pastillas anticonceptivas a pesar de que él se practicó la vasectomía, supuestamente para tratarle una irregularidad menstrual que él desconocía; llamadas telefónicas sin voz cuando él contestaba. Le parecía imposible, no lo podía creer, pero la evidencia estaba allí.
Sin embargo, con discreción, esperó la llegada de Carolina esa noche. Curiosamente tenía puestos el vestido largo y la chaqueta. Estaba callada e irritable, pero detalladamente contó pormenores del viaje de la prima. Nada en su actitud la delataba. Luego de ponerse la bata de dormir, sonó el celular, ella hizo la forma de contestarlo en el baño y cuando salió denotando bastante aflicción y ansiedad en sus ojos, dijo que era una llamada equivocada. Esa noche ninguno de los dos habló, ninguno de los dos durmió. Quizás que angustiosos pensamientos en ella, que tenebrosas culpas, que terribles recuerdos. El, inquieto, ofendido, burlado, profundamente herido.

A la madrugada siguiente tenían que subir al aeropuerto de Rionegro a recoger otros parientes que venían del exterior. Cuando llegó la hora, calladamente se vistieron y subieron en el carro por la vía a las Palmas. El cerebro le trabajaba furiosamente a Pedro. Sentía hervir la  sangre en su cabeza y una humillante lágrima se le escapó en silencio. Se odiaba y la odiaba. Sabía que ya no podía vivir con ella pero tampoco sin ella. Sabía que era una locura pero una ira terrible lo poseía. Sin poder hablar le tomó la mano. Ella se asustó pero sin resistencia lo aceptó. Ahí comenzó la tragedia. Con su mano izquierda dirigió el auto hacia la orilla mientras aceleraba frenéticamente  hacia el abismo. Antes de rodar sin freno él ya estaba muerto, la autopsia demostró un infarto fulminante, que es en último término lo que mata a los que mueren de amor y desamor. Ella no alcanzó a comprender lo que pasaba; en esa terrible oscuridad del último instante pensó en la explosión, pensó en Alejandro, creyó oír que su celular sonaba mientras la rígida mano de Pedro la sujetaba con fuerza obligándola a cruzar sin querer los límites del entendimiento y la razón, de un absurdo trazado del destino.




VER ENTREVISTA Y VIDEO

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=1eVOzRWtoKs