Thursday, February 27, 2014

DECLARACION DE PRINCIPIOS

En el Editorial del periódico UNIVERSOCENTRO de febrero de 2014 apareció este texto, que acompaña una foto de mi hermana Olga Isabel:

















DECLARACION DE PRINCIPIOS

Mal que bien
En este sucio pedazo de carne enferma
        que vosotros veis y despreciáis
        está el sustento de mi familia  
 En esta barba canosa y larga
        que me confiere un aire de profeta maldito
        está la clave de mi subsistencia 
 En este submundo andrajoso y pestilente
        donde mi palabra truena y se acata
        están los límites de mi reino secreto

  Siendo así
  Y teniendo conciencia de ello
  Cómo diablos osáis pretender
         que renuncie a mi magnífica llaga
                   tan esmeradamente cuidada
         que adquiera el vil aspecto
                     de un ciudadano decente
         que invoque la detestable costumbre
                             del aseo diario
         Y que asuma la servil actitud
               de acatar como un borrego
                    vuestras tristes normas


Autores: Foto: Olga Isabel Restrepo Baena    Texto: Emilio Alberto Restrepo

El poema hace parte de un libro llamado "Poema de la Ciudad de la Furia", publicado en España, Ayuntamiento de Loja, como parte del libro PROEMIO 10, que recoge los textos premiados en la convocatoria (10º PREMIO INTERNACIONAL ARTÍFICE DE RELATO CORTO Y POESIA DE LOJA 2009)


Ambos, el texto y la foto, fueron felices perdedores en el concurso BINARIUS, convocado por EAFIT en 2013, en la que los jurados hicieron unas desafortunadas declaraciones en las que subvaloraban, con muy poco tacto y elegancia y de manera arrogante, los conocimientos y las capacidades de los participantes, (más de 300), entre los que hay Premios Nacionales, Escritores, Fotógrafos laureados, Premios Simón Bolívar de periodismo, Ganadores de Becas del Municipio, entre decenas de personas, dando a entender que no había nadie digno de tal premio y que los trabajos daban lástima y eran hechos por poco menos que iletrados que nada sabían de escribir o de hacer fotos de calidad. Los cientos de protestas no se hicieron esperar, pero tanto EAFIT como los jurados hicieron oídos sordos, avalando así las consideraciones descalificadoras a los participantes. Uno de los descabezados, el destacado escritor y periodista Oscar Domínguez G. les dedicó, a manera de venganza sutil,  una brillante columna en la que habla del asunto. Pueda ser que cuando a los jurados se la expliquen y la entiendan, no entren en cólera. Que pena con ellos:

http://www.lapatria.com/columnas/perder-es-cuestion-de-metodo



                                                                     ************

En un ejercicio literario a manera de divertimento, a la misma  gráfica se le ensayaron varios textos alusivos, cuando estábamos recopilando material para enviarlo al malogrado concurso. Uno de ellos fue el siguiente:

ESTAMPA EN EL CENTRO DE MEDELLÍN, 1980.

“  - Yo sé que les puede parecer inaudito, que lo más fácil es pensar que les estoy echando un discurso delirante y que no soy más que un loco vulgar tratando de obtener vuestros centavos a cambio de generarles compasión. Pero es cierto, me cansé de ocultarme, de fingir, de refugiarme en una mentira que ya me pesa más que la conciencia. Me rindo señores, estoy cansado de ocultarme, de vivir en el anonimato que opté escudado en una farsa, cuando estaba abrumado por una gloria que ya no me dejaba ni respirar, ni sentir, ni tener privacidad, ni pararme de incógnito en cualquier esquina. Durante años viví encerrado, acompañado de mis gatos que se iban muriendo uno tras de otro, alejado de las veleidades del éxito y el acoso de las muchedumbres que ya me robaban hasta la posibilidad de ser yo mismo. Si señores, estoy cansado y mi esfuerzo ha sido vano, más ahora que todo mundo me recuerda y me evoca, más en este momento que todo mundo dice que canto cada vez mejor. Sí señores, lo reconozco, soy el que ustedes piensan, soy un amigo más, Carlos Gardel, para servirle.”